Mostrando entradas con la etiqueta DISEÑO GRAFICO EL ESPIRITU DE LOS NIÑOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta DISEÑO GRAFICO EL ESPIRITU DE LOS NIÑOS. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de diciembre de 2012

DISEÑO GRAFICO El espiritu de los niños

Nuestras decisiones marcan nuestras vidas, buenas o malas, son nuestras y tenemos que responsabilizarnos por sus consecuencias, todos tenemos las mismas capacidades, algunos destacan en determinados ámbitos, otros ya nacen con cualidades poco comunes y fantásticas; pausemos aquí, no empecemos a compararnos siempre habrán personas mejores y peores, algunos como quien dice “nacieron con estrella, y otros nacieron estrellados”.
 
Debes haber conocido a personas que nacieron dentro de familias acomodadas y tuvieron educación privilegiada, y también a personas que no tuvieron padres, que les toco vivir en un orfanato, o con algún familiar poco amable, que se hizo cargo de ellos. Algunos tuvieron mucho y terminaron quebrando, otros sin tener nada hicieron imperios podemos mencionar a muchos, entre ellos Walt Disney y Charles Chaplin, al respeto de este ultimo no menos importante del primero, aunque hizo cine mudo y comedia también escribió bastante y muy profundo, te dejo un fragmento:
 
A los 9 años aprendí que mi profesora sólo me preguntaba cuando yo no sabía la respuesta.
A los 10, aprendí que era posible estar enamorado de cuatro chicas al mismo tiempo.
A los 12, aprendí que, si tenía problemas en la escuela, los tenía más grandes en casa.
A los 13, aprendí que cuando mi cuarto quedaba del modo que yo quería, mi madre me mandaba a ordenarlo.
A los 15, aprendí que no debía descargar mis frustraciones en mi hermano menor, porque mi padre tenía frustraciones mayores y la mano más pesada.
A los 20, aprendí que los grandes problemas siempre empiezan pequeños.
A los 25, aprendí que nunca debía elogiar la comida de mi madre cuando estaba comiendo algo preparado por mi mujer.
A los 27 aprendí que el título obtenido no era la meta soñada.
A los 28, aprendí que se puede hacer, en un instante, algo que te puede doler la vida entera.
A los 30, aprendí que cuando mi mujer y yo teníamos una noche sin chicos, pasábamos la mayor parte del tiempo hablando de ellos.
A los 33, aprendí que a las mujeres les gusta recibir flores, especialmente sin ningún motivo.
A los 34, aprendí que no se cometen muchos errores con la boca cerrada.
A los 38, aprendí que, siempre que estoy viajando, quisiera estar en casa; y siempre que estoy en casa me gustaría estar viajando.
A los 39, aprendí que puedes saber que tu esposa te ama cuando quedan dos galletas y elige la menor.
A los 42, aprendí que si estás llevando una vida sin fracasos, no estás corriendo los suficientes riesgos.
A los 44, aprendí que puedes hacer a alguien disfrutar el día con solo enviarle una pequeña postal.
A los 47, aprendí que niños y abuelos son aliados naturales.
A los 55, aprendí que es absolutamente imposible tomar vacaciones sin engordar cinco kilos.
A los 63, aprendí que es razonable disfrutar del éxito, pero que no se debe confiar demasiado en él. Y que no puedo cambiar lo que pasó, pero puedo dejarlo atrás.
A los 64, aprendí que la mayoría de las cosas por las cuales me he preocupado, nunca suceden. A los 67, aprendí que si esperas a jubilarte para disfrutar de la vida, esperaste demasiado tiempo.
A los 71, aprendí que nunca se debe ir a la cama sin resolver una pelea.
A los 72, aprendí que, si las cosas van mal, yo no tengo por qué ir con ellas. A los 76, aprendí que envejecer es importante.
A los 91, aprendí que amé menos de lo que hubiera debido.
A los 92, aprendí que todavía tengo mucho para aprender.
 
Siempre estamos aprendiendo algo nuevo, algo lindo, algo digno, como por ejemplo que la paz no se logra si realmente no se está dispuesto a perdonar por ella, entender cual es la verdadera importancia de la familia, de la gente simple, de la vida misma.
 
Que si bien todos tenemos distintas cualidades, capacidades y habilidades, sepamos valorar las que tenemos y podamos ofrecerlas a los demás, y disfrutar con las que otros nos pueden brindar.
 
Saber aceptar nuestras limitaciones y no olvidarnos de nuestras metas, aunque muchas veces parezcan muy lejanas y difíciles. Encaminarse hacia ellas es el primer paso hacia algo que ni siquiera podemos imaginar.
 
Realmente no tiene mucha importancia hasta qué edad vivimos. Lo importante es sentir que no lo hemos hecho en vano.
 
 
Aunque Charles, tuvo una infancia muy triste, no tomo la decisión de vengarse del mundo, al contrario hizo reír a generaciones y generaciones, siempre con su encanto melancólico claro, lo que me lleva al inicio de este post, no importa quien seas, donde te encuentres, lo único importante es tu espíritu, nunca dejes que nadie te arrebate la fe.
 
Si no tienes nada que darles a tus hijos, déjales tus acciones, sino tienes nada que ofrecerles, ofréceles tu cariño, un espíritu fuerte es capaz de afrontar todos los retos.
 
La mamá de Charles, un día enloqueció, desesperada por la pobreza y los niños vivieron de la caridad hasta que fueron llevados a un orfanato, sin embargo él la recuerda con mucho cariño, alguna vez escribió: “Era la mimo más prodigiosa que he visto. De ella aprendí todo, no sólo a traducir emociones con mis manos y la cara, sino también a estudiar el alma humana”.
 
Y en este fragmento la conclusión de lo que les decía, su madre sin tener nada que ofrecerle, le dio lo más valioso, que puede darse “solo lo amo”.
 
Y Charles convirtió ese amor en un imperio. Ahora insatisfecho lector, dirás: “bueno al menos alguien lo amo”, sin embargo podemos mencionar también a José María Sánchez Silva, huérfano desde los diez años, (su padre los abandono y su madre lo dejo huerfanito)  escritor de una de mis narraciones favoritas en todo el mundo “Marcelino Pan y Vino”, entonces me crees ahora?... tu y tu espíritu, hacen la diferencia, quien eres?, quien quieres ser?.... solo depende de ti, de tus decisiones y de tu espíritu!!!.... El espíritu se forja desde niños, dale buenos ejemplos a tus niños, juega con ellos y amalos, amalos, amalos…..