Mostrando entradas con la etiqueta LOS NIÑOS Y LOS CARBOHIDRATOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta LOS NIÑOS Y LOS CARBOHIDRATOS. Mostrar todas las entradas

domingo, 10 de septiembre de 2017

LOS NIÑOS Y LOS CARBOHIDRATOS

Todos hemos escuchado sobre ellos, pero ¿Qué tanto conocemos en realidad de los tipos de carbohidratos, sus fuentes y funciones en el organismo? Depende de qué tan rápido nuestro organismo digiere, absorbe y utiliza los carbohidratos, estos se dividen en simples y complejos.
La mayoría de los alimentos contienen carbohidratos, que son la fuente de energía más disponible e importante del cuerpo humano.
Nuestro organismo los descompone en glucosa, que es el combustible que nos da la energía necesaria para realizar nuestras actividades diarias. La glucosa es la principal fuente de energía de las células, tejidos y órganos.
El cuerpo puede usarla inmediatamente o depositarlo en el hígado y en los músculos para cuando sea necesario.
Aunque los carbohidratos se han ganado una mala reputación y han sido culpados de ser los causantes de la epidemia de obesidad que se vive en EE.UU, son básicos en la dieta saludable tanto de niños como adultos.
El aporte de los carbohidratos en las dietas de los niños debe ser suficiente, para evitar que la proteína se utilice como fuente de energía y para que junto a ésta y a otros nutrientes se asegure el crecimiento  y desarrollo de dientes, huesos, músculos y sangre.
Sin embargo, el aporte de carbohidratos no debe ser excesivo pues podría llegar a causar obesidad.
El consumo exagerado de calorías provenientes de los azucares (dulces, gaseosas, refrescos, etc.) y cereales refinados (harina blanca, productos de pastelería y panadería) ha contribuido al aumento dramático de la obesidad en Estados Unidos y al rápido incremento de niños y adolescentes diagnosticados con diabetes tipo 2.
Adicionalmente, los alimentos que contienen cantidades elevadas de azúcar pueden aumentar la aparición de caries dental y desplazar el consumo de alimentos ricos en nutrientes.


Desafortunadamente, la mayoría de las personas tienden a comer más alimentos refinados de lo que deben, pues son económicos, saben bien y dejan sensación de llenura.
Además, las industrias alimentarias dirigen sus campañas de publicidad y mercadeo hacia las poblaciones más vulnerables como niños y personas de bajos recursos y nivel educativo. Nuestro organismo no necesita estos alimentos, pues lo único que aportan son calorías vacías (carentes de nutrientes).

Alimentos Saludables
Asegurarse de que los niños consuman una dieta balanceada y nutritiva no es tan difícil como parece. Existen opciones saludables tanto de carbohidratos simples como complejas. Tome nota de estas sugerencias a la hora de comprar su mercado y planear las loncheras.

  • Frutas
  • Leche baja en grasa y bebidas lácteos (yogur, avena, kumis)
  • Verduras y vegetales ricos en almidón (ahuyama, arveja).
  • Tubérculos (papa, yuca).
  • Plátano
  • Cereales y derivados integrales preferiblemente (maíz, avena, arroz, cebada, centeno, trigo, panes, pasta, arepas, galletas).
  • Leguminosas (frijol, lenteja, garbanzo, habas, habichuelas, soya, etc.).



COLECCION CHICAS CHIC

Si necesitas portadas, caratulas, hojas decoradas, para exposiciones, para tareas de Word o diferentes trabajos escolares como monografías,...