.

martes, 21 de junio de 2016

MANZANAS ESCOLARES

En los años 1700, las pobres familias de agricultores de Dinamarca y Suecia no tenían dinero para solventar la educación de sus hijos y, por eso, entregaban cestas llenas de manzanas a los maestros como forma de pago.
Así, se hizo conocido una frase: “Entregar una manzana al profesor siempre será un buen truco cuando no se sabe la lección de aritmética”. Con el tiempo hubo un descenso de la tradición pero, de todos modos, la manzana sigue siendo emblemática para los maestros.